¿Qué debo de tener en cuenta al elegir zapatos de niño?

Cuando vayas a una zapateria infantil seguro que sientes la tentación de acudir sin el niño para poder elegir tú el calzado que quieres comprarle. A veces esto no es mala idea, ya que los niños se van a dejar llevar solo por lo que ven en lugar de por lo que les conviene. Eso sí, asegúrate de que podrás cambiar las cosas en caso de que no le sirvan.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es la horma del calzado. Tiene que ser buena, de calidad. El zapato tiene que ser flexible para que el pie pueda moverse con facilidad y además tiene que tener una plantilla transpirable. Esto no es tan importante si eres de los que prefieren comprarle al niño plantillas especiales porque les sudan demasiado los pies, pero en ese caso deberás de pensar en comprar una talla más de calzado.

Otro aspecto a tener en cuenta es la sujeción del zapato. El niño va a jugar y no quiere hacerlo con un calzado que se le caiga fácilmente de los pies. Por eso, los mejores zapatos infantiles son aquellos que quedan más o menos cerrados y que tienen tiras de velcro u otras sujeciones adicionales. Los cordones sujetan muy bien, pero son un problema si los niños son pequeños, por eso es preferible evitarlos.

También debes de tener en cuenta la resistencia del calzado. Hay madres que dicen que esto no es importante porque como a los niños les crecen los pies muy rápido no les da tiempo a destrozar el calzado aunque no sea del todo bueno. Pero todo depende del niño. Si tu hijo es tranquilo y no es de los que llegan a casa con los zapatos rozados quizás puedas permitirte comprar cualquier material, pero en la mayoría de los casos no será así.

Escoge zapatos bien reforzados en las punteras y en los laterales y también en la parte del talón. Así, el niño podrá jugar y jugar y aguantarán su ritmo sin importar lo fuerte que sea. No se trata de pedirle al niño que se adapte a sus zapatos y no juegue, sino de buscar los zapatos con los que pueda disfrutar de sus juegos.

Por supuesto, la imagen también importa así que dentro de los que cumplan las características anteriores, puedes darle un capricho a tu pequeño y comprar aquellos que sabes que le van a gustar más.